Ziba 1

Betidanik harrapatu nau zibaren mugimenduak, arreta deitu eta begirada lapurtu, behin eta berriro, etengabe. Gaur egun, oraindik dirau bere erakarpena, ez diot galdetu neure buruari zergatia, horrelaxe da.
Siempre me ha atraido el movimiento de la peonza, ha captado mi atención, me ha robado la mirada, una y otra vez, sin cesar. Hoy en dia todavía perdura esa atracción, y no encuentro respuesta, esa así.