El inolvidable sabor de la infancia

Un blog se mantiene a golpe de pasión y de emoción. En este blog se publica aquello que al autor le emociona y si algo esta lleno de esas dos cosas eso es la infancia. Sobretodo aquella infancia que nos acompaña durante toda  la vida. Sin saber cómo ni cuando un día nos volvemos adultos, serios y llenos de responsabilidades que nos hacen ver la vida con unas gafas diferentes a las que usamos cuando éramos niñ@s. Llegados a ese punto volver atras se nos hace harto dificil y, salvo en contadas ocasiones, nuesro día a día transcurre en un tiempo y en un espacio que  dista mucho de la realidad que viven es@s loc@s bajit@s.

En los diez años de vida del blog  la publicidad ha aparecido en excasas ocasiones y hoy es una de ellas. Para los amantes de la publicidad un joya.




Afortunadamente tenemos personas como Christopher Clouder, experto en pedagogía alternativa y presidente de la federación de escuelas Waldorf que nos recuerda que  tenemos "mucho tiempo para ser adulto y poco para ser niñ@"


 Este es un extracto de la entrevista
Tengo 60 años. Nací en York y vivo en Sussex, en el sur de Inglaterra. Estoy licenciado en Humanidades y toda mi vida la he dedicado a la pedagogía: ahora formo profesores. Casado, dos hijos y cuatro nietos. Soy un socialdemócrata. Creo que el hombre no es sólo lo físico, sino que también es una entidad espiritual que debe desarrollarse.

El sistema pedagógico Waldorf es todavía hoy revolucionario.
Sí, pese a que lo inició un filósofo austriaco a principios del siglo XX, Rudolf Steiner.

¿En qué se basa?
La idea fundamental es que la educación debe respetar y apoyar el desarrollo fisiológico, psíquico y espiritual del niño. Un buen desarrollo emocional es la garantía para un buen desarrollo intelectual.

Primera fase, de los 0 a los 7 años.
En esta fase los niños se relacionan con el mundo físicamente, el aprendizaje viene a través del juego. Pero lo básico a esta edad es que se sientan arropados y seguros. Todos los niños vienen con talentos, y cuando ellos saben que los adultos a su alrededor respetan esos talentos, pueden hacerlos florecer.

¿Y el aprendizaje más académico?
Más adelante, porque lo importante a esas edades es que los niños sean niños. Hay mucho tiempo para ser adulto y muy poco para ser niño. Fíjese en el desarrollo del cerebro: los niños aprenden a través del movimiento. Un niño sentado en una silla es algo extraño al proceso de aprendizaje.

¿No les enseñan ni a leer ni a escribir?
No. A través del juego se les dan las capacidades del lenguaje para que en la siguiente etapa aprendan rápidamente a leer y escribir. Tienen muchas experiencias de escuchar y de hablar. Lo fundamental es que perciban que aprender es una experiencia alegre, así pasan a la segunda etapa con muchas ganas de aprender.

¿Qué define la etapa de los 7 a los 14?
Lo importante en este periodo no es tanto lo que aprenden como la relación que tienen con lo que aprenden. Porque lo que uno aprende, con el tiempo lo olvida, pero no olvida lo que ha sentido respecto a lo que ha aprendido. Es la etapa de los sentimientos. Según las últimas investigaciones neurológicas pensamos a través de nuestros sentimientos.

¿Qué es lo importante en la pubertad?
Ahora sí, el intelecto, porque es ahora cuando se acercan a las materias de una manera más analítica. Pero durante todas las etapas las actividades artísticas son esenciales y centrales; y en nuestras escuelas viven sin la presión de los exámenes.

¿Y luego se adaptan a las exigencias de la universidad?
No competimos, pero las notas que obtienen y la adaptación a la universidad de los niños educados con este sistema son claramente superiores a la media, y tienen habilidades sociales de tolerancia y de creatividad remarcables según demuestran los estudios realizados en Austria, Suecia y Alemania.
ENTREVISTA COMPLETA



Francesco Tonucci (1941)



pensador, psicopedagogo y dibujante italiano que se dedica al estudio del pensamiento y el comportamiento infantil nos recuerda que:

“Los niños aprenden mucho más jugando que estudiando, haciendo que
mirando. El juego que hacen solos sin el control de los adultos es
la forma cultural más alta que toca un niño. Los niños que han podido
jugar bien y durante mucho tiempo serán adultos mejores”
“El juego da recursos para la vida. Todas las crisis de la juventud
se gestan en la primera infancia”
“Hoy educar significa pedir a los niños que dejen de
comportarse como niños y lo hagan como adultos”
“Los pequeños pasan sus días frente a adultos instructores, les es difícil
hacer cosas raras. Así se va alimentando una necesidad de riesgo
acumulada que expresará con su primera moto y en las salidas nocturnas”
“Los pequeños no quieren estar recluidos en su habitación para jugar, ni
en ludotecas, ni en todos esos espacios que construimos para que estén
controlados. Lo que hace un niño controlado por un adulto es distinto
de lo que hace solo. Los niños necesitan espacios donde, dentro de
un clima de control social, ellos puedan hacen lo que quieran:
pisar el césped, subirse a los árboles y jugar con las lagartijas”
Sion olvidar a Toshiro Kanamori que opina que otra educación es posible y que tiene como objetivo en la escuela que dirije " SER FELICES y aprender a pensar en los demás" dice Toshiro "que solo tenemos una vida y que debemos vivirla con alegría pero que la felicidad no consiste en buscar únicamente el beneficio individual sino en aprender a pensar en los demás. Y nos preguntamos, al igual que los autores del blog alternativo si aparece esta lección en los programas del Ministerio de Educación que con tanta frecuencia se modifican en España y en otros países? si ¿Aceptaríamos los padres que a nuestros hijos les enseñasen prioritariamente a ser felices en vez de asignaturas académicas útiles de verdad? si ¿Interesa al Sistema nuevas generaciones de ciudadanos con empatía, responsabilidad social y con vidas más plenas que son menos manipulables y consumistas?

  
En definitiva que debemos volver a recuperar el/la niñ@ que llevamos dentro  y si para eso es necesario apuntarnos a un campamento para padres y madres, pues bienvenidos sean. Mientras tanto, juguemos hasta aburrirnos, hagamos de los colegios paraisos del juego infantil  porque como dice Tonucci "
L@s niñ@s que han podido
jugar bien y durante mucho tiempo serán adultos mejores”
 
Y como me encantan todas las buenas ideas que promueven el juego en la infancia y más allá aqui os dejo unas imágenes de como deberían ser los patios de los colegios donde pasan su infancia l@s que el día de mañana serán adultos. (Esperemos que felices)