El carrito de las golosinas y más...



Nuestro Amigo Santiago, de la Asociación Antequerana del Trompo, me envía una foto que me trae muchos recuerdos. ¿Os apetece un viaje en el tiempo? Para los que tenemos 45 tacos puede resultar placentero recordar aquellos tiempos. He encontrado un rincón maravilloso, gracias a Lorea, en él podemos recorrer el Barakaldo antiguo. Gracias Lorea por el trabajo y gracias a Carlos Ibañez, desde la Comunidad Educativa de la Ikastola Alkartu nuestro más sincero homenaje a su labor.





Recuerdo el carrito de las golosinas al lado de la fuente de los fueros, era muy parecido al que nos presenta Santiago, recuerdo también mover la máquina de los barquillos y pedirle a mi padre que me comprara alguna chuche o algún juguete, a menudo sobres con soldados o indios y vaqueros.
No hace mucho que desapareció la fuente y con ella el carro de las golosinas. Una pena.
Los tiempos cambian y con ello las costumbres y los usos. Pero lo que no cambian son las ganas por recuperar y fortalecer lo que fue bueno para unas generaciones y puede serlo para la generación actual de niños y niñas.
Paseando por las fotos de Ibañez en el rincón de Lorea me han venido a la memoria cantidad de juegos de la niñez, merece la pena este ejercicio y más hacerlo en compañía de los/as ahora nuestros/as hijos/as, sobrinos/as y nietos/as. De cada foto se desprenden multitud de historias que poblaron nuestra niñez y que deben ser recordadas y contadas.
¿Damos un paseo fotográfico? Os invito.